Emergency Care For You

Consejos de salud y seguridad para personas mayores después de una visita al departamento de emergencia

Lauren T. Southerland, MD, FACEP es médica en medicina geriátrica de emergencia en el Centro Médico Wexner de la Universidad Estatal de Ohio.

Si usted es una persona mayor y tiene una emergencia de salud, es importante que se cuide después de salir del departamento de emergencias. Hay síntomas para monitorear y riesgos que puede controlar que ayudan a evitar un viaje de regreso al hospital:

  1. Efectos secundarios de los medicamentos: Si le recetan un nuevo medicamento, asegúrese de preguntarle a su médico acerca de los efectos secundarios. Es posible que su médico de emergencia no tenga acceso a su lista de medicamentos más actualizada. Querrá proporcionar esa información a su médico o farmacéutico siempre que sea posible para que puedan ayudarlo a navegar (y evitar) las interacciones que pueden ocurrir con los medicamentos que está tomando. Después del alta, pídale a su farmacéutico que revise los nuevos medicamentos con usted y verifique las interacciones.

    También puede probar un comprobador de interacción de medicamentos en línea. Asegúrese de discutir cualquier medicamento marcado con su médico o farmacéutico. Algunas condiciones médicas pueden requerir múltiples medicamentos que pueden tener interacciones. Es bueno saber y ser consciente.

  2. Salud intestinal: El estreñimiento es un efecto secundario muy común de los medicamentos, además de ser causado por cambios en la dieta o por un movimiento intestinal lento relacionado con el envejecimiento. Si normalmente no tiene problemas de estreñimiento y surgen repentinamente, esto puede ser un signo de problemas simples como la deshidratación o el efecto de un medicamento. El estreñimiento a veces puede ser un síntoma de problemas más graves, como la obstrucción de la orina o los intestinos.

    Los signos de causas preocupantes o peligrosas del estreñimiento incluyen disminución de la micción o dificultad para orinar, vómitos, fiebres o dolor abdominal.

  3. Sentirse débil: Es posible que se sienta débil o inestable al recuperarse de la enfermedad o lesión que lo llevó al Departamento de Emergencias. De hecho, su riesgo de caerse aumenta después de una visita de emergencia, y un tercio de los adultos mayores sufrirán una caída en su casa en los meses después de la visita.

    Tenga más cuidado, use su andador o bastón si se lo recetan, y hable con su médico de atención primaria o con el departamento de bomberos local sobre una inspección de la casa para ver si existen riesgos de caídas que se puedan  arreglar. Esto puede incluir cosas simples como instalar barras de apoyo en la ducha y alrededor del inodoro y usar luces nocturnas.

  4. Prevención de fracturas: Si lo atendieron en el departamento de emergencias por una caída o una fractura, es muy importante que hable con su médico sobre su riesgo de osteoporosis. La osteoporosis también se conoce como huesos frágiles o huesos debilitados. El riesgo aumenta a medida que envejecemos, con las mujeres mayores de 50 años y los hombres mayores de 70 años en mayor riesgo.

    Ciertos medicamentos y problemas médicos pueden aumentar su riesgo de tener huesos debilitados, como prednisona o esteroides, medicamentos anticonvulsivos y problemas renales.

Debe revisar sus niveles de vitamina D y calcio anualmente y tomar suplementos si son bajos. Se pueden necesitar medicamentos adicionales para fortalecer sus huesos. El ejercicio es una forma natural de fortalecerlos.  Lo último que quieren sus médicos o tú mismo es que se caiga nuevamente y se rompa la cadera, por lo que es muy importante hacer todo lo posible para mantener sus huesos fuertes.

ACEP desarrolló un programa de Acreditación del Departamento de Emergencias Geriátricas para garantizar que los pacientes mayores reciban atención de calidad y bien coordinada. Un departamento de emergencia geriátrica certificado por ACEP podría incluir; espacio separado o caracteristicas técnica integradas diseñadas para pacientes mayores, exámenes de detección de afecciones de alto riesgo específicas para pacientes mayores, procesos, protocolo o procedimientos diseñados para mejorar la atención de pacientes mayores o personal designado y especialmente capacitado.

Estas instalaciones también pueden contener recursos, alimentos o equipos adicionales, como sillas, ayudas de movilidad, audífonos, relojes, iluminación mejorada, todos los cuales desempeñan un papel importante en la mejora del tratamiento y la transición de la atención para pacientes mayores dentro y fuera del departamento de emergencia.

Esta publicación apareció originalmente en el ACEP Doc Blog en www.EmergencyCareForYou.org. Más información sobre el programa de Acreditación del Departamento de Emergencias Geriátricas  de ACEP se puede encontrar aquí.