En Espanol

Sobre La Salud

Datos Desde El Colegio Norteamericano De Medicos De Salas De Emergencia

La Ira Al Volante: La Vida En El Carril O Linea Agresiva

Cada año, más de 1,500 personas se matarón o se accidentaron en las carreteras o vias de Norteamerica como resultado de "conducción automovilística agresiva," violentos arranques de ira comunmente conocidos como "la ira al volante."

A pesar de que no existe un perfil sicólogico especifico, donde encajen los conductores agresivos, lo más seguro es que sean hombres (tres veces más a menudo que las mujeres) y entre las edades de 18 y 26 años. Sin embargo, ataques de ira al volante han sido reportados en conductores masculinos y femeninos entre las edades de 18 a 75 años.

Lo más sorprendente de las estadisticas puede que sea, que frecuentemente ese conductor agresivo es un ciudadano corriente, sin ningun historial criminal, de violencia o de uso de drogas ilegales.

¿Qué hacer usted hacer si se enfrenta a un conductor agresivo? El Colegio Norteamericano de Medicos de Salas de Emergencia (ACEP, American College of Emergency Physician), una organización de cerca de 20,000 médicos especializados en atención en sala de emergencia, tienen algunos consejos.

"Aunque los riesgos de llegar a ser una víctima de un incidente violento de ira al volante son menores, es importante que sea sensato acerca de su seguridad y de conducir su vehículo defensivamente," nos dice el Dr. Stephen Epstein, vocero de la ACEP. "Si usted se siente amenazado por otro chofer, trate de desarmar la situación no reaccionando. Evite un comportamiento que se pueda interpretar como confrontativo, tal como acelerando súbitamente, frenando, o zigzagueando, lo que puede causar que usted pierda el control de su automóvil."

Mantenerse seguro en la cerretera es un proceso en dos partes. Primero, evite un comportamiento que pueda "provocar" a otros conductores, como son:

  • Bloqueando la linea de la izquierda, o de pasar a otros vehículos;
  • Conducir extremadamente cerca a otro vehículo;
  • Atravesarse abrúptamente frente a otro chofer, o no poner las señales indicadoras de que va a cambiar de línea o vía.
  • Abusar del claxón o bocina;
  • Hacer gestos obscenos;
  • No reducir las luces altas al llegar a una intercesión de tráfico en dirección contraria; y
  • Tomar más de un espacio para estacionar su auto o averiando otros automóviles mientras estaciona.

"Reporte a la policía los conductores conduciendo agresivamente," nos añade el Dr. Epstein. Segundo, los conductores o choferes necesitan controlar sus niveles de tensión o estres, para asi ser menos propensos a reaccionar violentamente a conductores descortéses. Con solo unos simples cambios en el enfoque que usted le dá a su forma de conducir, puede que le reduzca significativamente su tensión, incluyendo:

  • Altere su horario para evitar las peores congestiones de tráfico;
  • Mejore las condiciones interiores de su automóvil, a través de aire acondicionado, música, o una cubierta más cómoda para su asiento;
  • Concéntrese en mantenerse relajado; y
  • No conduzca cuando está irritado, molesto, o muy cansado.

Y lo más importante, comprenda que usted no puede controlar el tráfico, pero si puede controlar sus reacciones al tráfico. Siempre suponga que el otro chofer o conductor es inocente. Asuma que los errores del otro chofer no son intensionales y no son dirigidos a usted personalmente.

Aprendiendo a relajarse cundo está al volante, y evitando confrontaciones, usted puede estar en camino a uno mejor y más segura forma de conducir, evitando así un viaje a una sala de emergencia.


Bookmark and Share