En Espanol

Prevenga riesgos de fuego

Podrá ayudar a proteger su casa de la causa principal de incendios invernales. "Los Estados Unidos tiene uno de los índices más altos de muertes provocadas por incendios, de todo el mundo, a pesar de nuestra capacidad para combatir incendios y salvar vidas", comenta la doctora Elaine Josephson, del Colegio Americano de Médicas de emergencia (ACEP). "Aquellos con el mayor riesgo de morir debido al fuego y el humo son los mayores de 70 años, y los niños menores de 5". ACEP ofrece las siguientes sugerencias efectivas para salvar vidas, que usted podrá poner en práctica para asegurarse un invierno seguro.

Dentro de la casa

  • Instale alarmas de detección de humo en todos los niveles de su vivienda. Pruébelas mensualmente y cámbieles las baterías por lo menos una vez al año. Considere la instalación de nuevas alarmas de detección de humo de larga vida.

Velas

  • Evite usar velas encendidas. De usarlas, asegúrese que reposen en soportes estables y colóquelas donde no puedan ser fácilmente tumbadas.
  • Nunca salga de su casa con velas ardiendo. Las velas encendidas nunca deberían ser colocadas en mesas laterales o en otras áreas donde puedan ser tumbadas.
  • Mantenga las velas encendidas alejadas de los alféizares de las ventanas o de cualquier otro lugar donde una cortina o artículo de tela pudiera hacerlas caer o quemarse.
  • Mantenga las mechas cortas a un largo de entre un cuarto de pulgada y media pulgada por encima de la vela.

Seguridad en el uso de la calefacción.

  • Mantenga cualquier objeto que pudiera incendiarse a una distancia de por lo menos tres pies de la fuente de la calefacción.
  • Nunca use los hornillos de la estufa para calentar su vivienda. No sólo es un peligro de incendio, sino que también puede despedir gases tóxicos.
  • Asegurese de que los calefactores tengan "tip switches", interruptores con la función de apagarlos, si se vuelcan.
  • Use sólo el combustible recomendado por el fabricante del calefactor. Los calefactores deberán ser recargados sólo cuando estén apagados y fríos.
  • Siempre llene el calefactor de combustible fuera de la casa.
  • Nunca desatienda un fuego en la chimenea. Para apagar el fuego, apáguelo antes de salir de la casa o acostarse.
  • Use sólo maderas bien secas en su chimenea. Las maderas blandas o humedas hacen que la creosota se acumule en la chimenea.
  • Inspeccione y limpie regularmente su chimenea.
  • Nunca queme cajas de cartón, papel de envolver o basura; éstos podrían provocar un incendio en la chimenea.
  • Instale termómetros en las tuberías de su calefactor para vigilar la temperatura del combustible, en el caso de estufas que utilizan la madera como combustible, y así para poder ajustar sus procedimientos de combustión, segœn el caso lo requirera.

Bookmark and Share