En Espanol

Ayude a los Niños a Respirar Mejor en la Primavera

El asma hace que tres cuartos de millón de niños vayan al Departamento de Emergencia cada año, lo cual es lo último que cualquier persona pueda querer ahora que el clima cálido y los días más largos permiten que los niños jueguen más fuera de casa. El Colegio Americano de Médicos de Emergencia (The American College of Emergency Physicians, ACEP) considera que el tener organizado un buen plan de administración del asma antes de cualquier emergencia, puede ayudar que su niño o niña no necesite ir en absoluto al hospital.

"Los niños hispanos sufren en general de menos episodios de asma que los niños no hispanos de raza blanca, pero visitan más los Departamentos de Emergencia, lo cual revela que el asma de estos niños no está tan bien controlada", dijo el Dr. Juan Fitz de Lubbock, Texas. "Por otra parte, los niños puertorriqueños que viven en el noreste de los Estados Unidos tienen particularmente altos niveles de asma. La primavera es una estación ideal para diseñar un plan de administración del asma antes de que empiecen los problemas reales con la temporada de alergia del otoño y la temporada de gripe del invierno".

Si usted no está seguro si su hijo o hija sufre de asma, pero él o ella tienen síntomas de asma (tos, silbidos en la respiración, falta de aire), hable con su doctor. Luego de que un niño ha sido diagnosticado con asma, el padre o tutor y el niño o la niña deberían visitar a un médico para desarrollar un plan para monitorear los síntomas del asma (usualmente un medidor de flujo máximo [peak flow meter]) y, para recetar medicamentos para el niño o la niña en caso ocurran problemas.

Algunos niños con asma se pueden beneficiar con dos tipos de medicamentos: uno es para usar a diario para prevenir los ataques de asma (los medicamentos "controladores" o inhaladores) y otro es para utilizar para aliviar los síntomas (los inhaladores de "rescate"). Los niños con asma deberían cargar consigo un inhalador de rescate o deberían tener uno disponible en el colegio. Es importante que cuando los niños desarrollen los síntomas, ellos mismos o quienes los atienden, o los profesores, sepan cómo administrar la medicación de manera rápida.

El uso consistente de medicamentos controladores puede prevenir muchos ataques de asma y ayudar a los niños a tener vidas normales y físicamente activas. Cómo y cuándo se usan los medicamentos puede variar de estación en estación, dependiendo de cuáles son los detonantes individuales del asma en cada niño.

Los detonantes típicos incluyen:

  • El ejercicio
  • Los resfríos y la gripe
  • La risa o el llanto fuerte
  • Los alergénicos derivados de las plantas, los animales, el polvo del hogar, los rastros y depósitos de las cucarachas, o el moho
  • Los irritantes como el aire frío, los químicos y el humo

El Dr. Fitz recomienda que usted haga lo que pueda para limitar la exposición de su niño o niña a los detonantes particulares de su asma. Por ejemplo, si su niño o niña es alérgico/a a los animales peludos, minimice su contacto o exposición con estos animales en las casas de sus amigos y en las clases en el colegio. Si el aire frío es un detonante, asegúrese que su niño haga ejercicio dentro de lugares cerrados durante el invierno, en lugar de hacerlo al aire libre. Si el polvo es un detonante, reemplace las alfombras con pisos de madera, cerámica o vinilo.

Asegúrese de vacunar a su niño o niña con una dosis contra la gripe tan pronto estén disponibles en el otoño. Un estudio reciente realizado por los Centros de Control y Prevención de Enfermedades [Centers for Disease Control and Prevention] demostró que solo el 30 por ciento de los niños con asma reciben una vacuna contra la gripe, aún sabiéndose que la gripe puede ser fatal para las personas con asma.

Aún con la mejor planificación, algunos niños podrían sufrir ataques de asma que requieran atención médica inmediata por un doctor en el Departamento de Emergencia. Las siguientes condiciones ameritan una llamada de emergencia para pedir ayuda (marcando el 911 en la mayoría de áreas):

  • El que los síntomas no mejoren rápidamente luego del uso de los inhaladores de rescate.
  • El niño o niña continúa teniendo mucha dificultad para respirar o no puede completar una oración sin hacer una pausa para respirar.
  • Los labios o uñas del niño o niña se tornan azules.

Los niños o niñas mayores (entre los 11 y 17 años de edad) tienen la menor tasa de incidencia de visitas al Departamento de Emergencia, pero la mayor tasa de incidencia de muertes por asma. Ello sugiere que a pesar que son más independientes que los niños menores en muchas zonas, ellos también necesitan ser cuidados cercanamente por sus padres para observar signos de que los síntomas asmáticos puedan empeorar, o para ver si requieren de atención médica.

"Los doctores de las Salas de Emergencia quieren que sus niños tengan vidas totalmente activas y estén llenos de mucha energía y que no tengan que visitar los Departamentos de Emergencia", dijo el Dr. Fitz. "Sin embargo, si su niño o niña está en problemas, estaremos ahí para hacer que retorne a la actividad tan pronto sea posible".

El ACEP es una sociedad médica nacional especializada que representa a la Medicina de Emergencia y cuenta con más de 25,000 miembros. El ACEP está comprometido a facilitar y promover el cuidado de emergencia mediante la educación constante, la investigación y la docencia al público. Su sede principal está en Dallas, Texas, y tiene 53 capítulos que representan a cada estado, así como a Puerto Rico y el Distrito de Columbia. Un Capítulo de Servicios Gubernamentales representa a los médicos de emergencia que son empleados por las ramas militares y otras agencias gubernamentales.


Bookmark and Share